HAGA SUS DONACIONES EN LÍNEA POR AQUÍ!
DONACIONES

PALABRAS

LA PALABRA DEL SEÑOR TIENE PODER, DEJE QUE ELLA TRANSFORME SU VIDA!

Anhela y espera en el Señor

Dondequiera que estés, en cualquier situación, Dios está contigo

12/11/2020

Por: Apóstol Valdemiro


Anhela y espera en el Señor
FOTOGRAFÍA:

Muchas son las almas que anhelan tantas cosas inmundas, pero David, en el Salmo 42: 1 deja en claro que su alma anhelaba a Dios. Si anhelas otras cosas, todavía hay tiempo para correr y anhelar a Dios. El corsa, una especie de ciervo, de cabra montés, el corsa vive en las montañas, donde rara vez se encuentra agua, un entorno en el que un ciervo común moriría durante una semana. Resiste días sin beber.

Incluso no somos conscientes del corsa para ahorrar energía y controlar su respiración y resistencia como muchos animales. La corsa resiste semanas sin agua hasta que tiene sed, para bajar y tirarse al agua, que es todo lo que quiere y necesita. Porque tienes comida, quieres agua. Un animal distante que, junto al agua, se te acerca.

Normalmente, tú y yo anhelamos lo que falta en nuestras vidas, y este hombre anhelaba demasiado a Dios. La gran mayoría de las personas ignora y desconoce que la búsqueda incesante de calidad de vida, placer y victorias no es más que la falta de Dios en su vida, una implicación, una alianza, una dependencia en su vida. Independientemente de lo que culpen como razón del aparente deseo del alma, nada satisface, porque la plena satisfacción está en Jesucristo, llega cuando nos damos cuenta de que somos totalmente dependientes de Dios. Sin Dios, ninguna iglesia crece, ninguna persona crece, nadie tiene éxito. En Laodicea, Jesús llamó a la puerta porque esa misma gente lo sacó de la iglesia. Lo que necesitamos, solo Dios nos lo puede dar, todo lo demás es paliativo y fugaz. El salmista estaba muy angustiado, situación común a todos, hombres y mujeres. El salmista era más grande espiritualmente que nosotros, pero mira la situación en la que se encontraba, la necesidad y la falta de Dios que sentía. Antes, sintió el rostro de Dios ante él. Entró en depresión, ya no comía. La depresión comienza con ansiedad y se intensifica, nada da placer. Día y noche, ese hombre lloró. Llevó consigo la marca de Dios y, a la primera señal de derrota en su vida, te preguntarán dónde está tu Dios. Los familiares, las personas cercanas, te preguntarán y ¿qué dirás? ¿Que Dios es culpable, que está harto de ti? ¿Ese alguien o algo te alejó de Él? Nada de esto sería cierto. Por tanto, es necesario un pacto, un compromiso incondicional con Dios. Y no hay lugar para que encuentres a Dios. Jacob estaba en el desierto, sin comida ni agua y encontró a Dios. Tú, que lees este mensaje y estás en el desierto, sabes reconocer que Dios está contigo. Si alguna vez la angustia golpea tu pecho, di que eres la casa de Dios, porque dondequiera que estés, Él estará. Cuando los que sufren y lloran estén ante Dios, verán cambios. Su ayuda no vendrá de un patrocinador fuerte, de un amigo que ayuda. El padrino es el que bautiza, así que pídele al Señor que sea tu padrino y te bautice. El salmista parece desviado. Recuerda cuando era un cristiano ferviente, celebrando con gritos de alegría y alabanza, con multitudes celebrando, luego vuelve en sí. El diablo debió haberle sonado algo maligno al oído de este tipo, que pronto supo decirse a sí mismo que era necesario seguir confiando y esperando en Dios. El salmista, por supuesto, fue bendecido, y si esperas en Dios, también lo harás.

MÁS PALABRAS

  • VIVE EN LA LUZ

    VIVE EN LA LUZ

    04/12/2020

    Allí en Juan 8:12 dice: “Jesús les habló de nuevo, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no and...


  • PON A DIOS EN LA CIMA DE TU VIDA

    PON A DIOS EN LA CIMA DE TU VIDA

    03/12/2020

    “Cuando Salomón terminó de orar, descendió fuego del cielo y consumió el holocausto y los sacrificios; y la...


  • 02/12/2020

    02/12/2020

    02/12/2020

    Para una persona pública, famosa y buscada como Jesús, cruzar la ciudad fue muy difícil y cruzó caminando, d...


"El discernimiento del hombre detiene su furor, y su honra es pasar por alto la ofensa."

(Proverbios 19:11)
  • BRADESCO | CNPJ: 02.415.583/0002-28 AG: 3394 CC: 100.000-4
  • BANCO DO BRASIL | CNPJ: 02.415.583/0001-47 AG: 1512-1 CC: 4176-9
© 2024 Iglesia Mundial del poder de Dios. Todos los derechos reservados.
Desenvolvido por Nativa Desenvolvimento
Política de privacidade