HAGA SUS DONACIONES EN LÍNEA POR AQUÍ!
DONACIONES

PALABRAS

LA PALABRA DEL SEÑOR TIENE PODER, DEJE QUE ELLA TRANSFORME SU VIDA!

En primer lugar confíe en Dios.

Elías es un ejemplo de la confianza y la actitud para estar con el Señor.

24/01/2017

Por: Obispo Jorge Pinheiro

La materia de: Victor Correa


En primer lugar confíe en Dios.
FOTOGRAFÍA: Eduardo Pinto

En 2 Reyes 1.1,sabemos cuales fueron las consecuencias para Ocozías, hijo de Ajab y Jezabel, que continuó sirviendo cometiendo los mismos errores que el padre. Se cayó desde la ventana de una sala de su palacio de Samaria y se lastimó y Moab se rebeló contra él.

En su ignorancia, como rey, en vez de consultar a Dios, decidió consultar a Baalzebub, a los ídolos. Dios se enojó con el rey que estaba enfermo, por no haberlo consultado para quedarse curado ,pero cuando éste envió mensajeros a Baalzebub, dios de Ecrón para pedir su cura, sus hombres fueron interceptados por el profeta Elías quien los envió de regreso con el mensaje que el rey moriría.

Iglesia, Dios hace en nuestro medio grandes milagros y maravillas, entonces no tenemos porqué dudar de Dios, ni olvidarnos de Él en los momentos difíciles. El rey, castigado, rechazó buscar a Dios, como muchos. Dios mandó a decir para él que, ya que no confió en Él y buscó a otros, moriría por eso. Si usted fuera el rey de Israel y recibiera un mensaje como ese, ¿qué haría? Yo, en el lugar de Ocozías, me arrepentiría. Porque si Dios habló que él iría a morir, apenas uno podría salvarlo, que es el propio Dios. El Señor puede salvarnos de las manos de los hombres, del diablo, pero de las manos de Dios, apenas si Él quiere ayudar. Cuando el rey supo que era Elías, mandó a su capitán y a cincuenta hombres para atraparlo. La misión del capitán era atrapar a Elias, pero éste reconoció al profeta como un hombre de dios. Eso ocurre porque nuestro enemigos también saben cuando somos del Señor. Lo que hace que alguien sea hombre o mujer de Dios es un conjunto de actitudes de cómo la persona anda, actúa, hace que los demás se den cuenta de que está la presencia de Dios en ellos. A través de ese conjunto, las personas ven a Dios en su vida. La persona tiene que tener el carácter de Dios, pensamiento de Dios, ser diferente, sin envolverse en escándalos, borracheras, actuando como un hombre común. Hoy, usted puede ser un Elías, que las personas que lo rodean perciban que usted es diferente. Esa victoria no está asociada a recibir un milagro o una maravilla. Lo que hace que las personas piensen que usted es un hombre de Dios son las victorias y las bendiciones. De la boca del hombre salen palabras virtuosas. Ser un hombre de Dios es actuar semejante a Dios, como Jesús actuaria. El capitán supo reconocer que Elías era un hombre de Dios, pero actuó con arrogancia. Elías determinó que, si él en realidad era un hombre de Dios que del cielo bajase fuego y los consumiese. Murió el capitán y los cincuenta hombres. Pero aun así, el rey envió a otro capitán con cincuenta soldados. El segundo todavía exigía urgencia .Elías repitió la respuesta y, nuevamente bajó fuego de los cielos y consumió al capitán y a los cincuenta soldados. Fue mandado un tercer capitán y, diferente de los otros, fue humilde e inteligente. Él se arrodilló para llamar a Elías y se colocó ante el hombre de Dios como un siervo, pidió por el valor de la vida de él y la de sus hombres. Fue entonces que el ángel del Señor vino a Elías y le dijo para que acompañara a ese capitán y a sus soldados. Ese ángel, escrito con letras mayúsculas ,fue el propio Jesús. La humildad abre las puertas en su vida. Aquel capitán fue inteligente y ganó dos veces llevó al profeta y tuvo su vida y la de sus soldaos perdonada. Al llegar ante el rey, el profeta confirmó para Ocozías que ,rápidamente ,él moriría. Existen cosas que llevan al ser humano a la muerte. Ese rey ocupaba el cargo más importante de Israel. La posición de una persona no quiere decir que él esté con Dios. Ese rey fue malo, duró poco, se enfermó y Dios lo eliminó enseguida. Ocozías no dejó herederos. Su historia se quedó grabada en Israel y hoy, muchos años después, hablamos nuevamente de este hombre, no como un buen ejemplo. Iglesia, vemos muchos milagros en esta obra, no podemos darnos el lujo de darle la espalda para Dios y olvidarnos de Él, no buscarlo. En los momentos difíciles, tenemos que buscar a Dios. Dios espera que usted Lo busque, que es Padre, para salir de un aprieto, pero aun así muchos buscan a los hombres. Si Dios quiere, Él usará a los hombres, pero primero, tenemos que buscar a Dios, orar, pedir por la misericordia de Él. Muchos esperan para consultar a Dios solo en el último momento .Es preciso acordarse antes de Dios, Él no quiere ser recordado como la ultima opción. Tenemos que colocar a Dios en primer lugar eso también vale para cuando recurrimos a Él. Cuantos de nosotros, muchas veces, buscamos padrinos, ayuda, familia, apoyo en los hombres. Dios puede librarlo de todas las situaciones. Elías tenia una confianza tan grande en Dios que él hablaba y bajaba fuego de los cielos y estaba preparado para bajar fuego otra vez en los soldados, tan grande era la confianza. Él es un ejemplo para nosotros. Por supuesto, no le pida a Dios para que baje fuego en nadie, vivimos en la gracia, hasta porque Jesús murió por nosotros ,mismo por aquella persona que desea quemar. Sea quien sea, si no reconoce a Dios, perderá lo que tiene, pero quien sigue a Dios, confía en Él, prosperará y será cada vez más bendecido.

MÁS PALABRAS

  • VIVE EN LA LUZ

    VIVE EN LA LUZ

    04/12/2020

    Allí en Juan 8:12 dice: “Jesús les habló de nuevo, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no and...


  • PON A DIOS EN LA CIMA DE TU VIDA

    PON A DIOS EN LA CIMA DE TU VIDA

    03/12/2020

    “Cuando Salomón terminó de orar, descendió fuego del cielo y consumió el holocausto y los sacrificios; y la...


  • 02/12/2020

    02/12/2020

    02/12/2020

    Para una persona pública, famosa y buscada como Jesús, cruzar la ciudad fue muy difícil y cruzó caminando, d...




"Canto de ascenso gradual[a]. A ti, que habitas en los cielos, levanto mis ojos." (Salmos 123:1)

(Salmos 123:1)
  • BRADESCO | CNPJ: 02.415.583/0002-28 AG: 3394 CC: 100.000-4
  • BANCO DO BRASIL | CNPJ: 02.415.583/0001-47 AG: 1512-1 CC: 4176-9
© 2024 Iglesia Mundial del poder de Dios. Todos los derechos reservados.
Desenvolvido por Nativa Desenvolvimento
Política de privacidade